Leer, escribir, compartir

Leer, escribir, compartir

28/3/18

Un hijo de Alejandro Palomas.

Título: Un hijo.
Autor: Alejandro Palomas.
Editorial: La Galera.
Año 1ªpublicación: 2015.
Págs: 243.

Siempre tengo ganas de traer al blog a Alejandro Palomas, en esta ocasión os quiero hablar de Un hijo, libro que se publicó en 2015 y que fue Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en el 2016. Que no os confunda este premio, no es este un libro escrito para niños y que los mayores puedan también disfrutar, es justo lo contrario un libro escrito para adultos que resulta más que aconsejable para los más jóvenes.

Guille es el protagonista de esta emotiva historia, Guille de tan sólo 9 añitos, que podría ser mi hijo, el del vecino, el amigo de mis nenes, Guille es todos los niños del mundo. Con esa imaginación desbordante, con una sensibilidad especial, con esa ingenuidad infantil y con esa lógica aplastante que sólo los niños tienen y que en más de una ocasión te deja sin palabras.

¿Qué queréis ser de mayor?  una pregunta sin importancia, una respuesta inocente de un niño, y una profesora atenta, entregada, darán pie a conocer la historia de Guille, a descubrirle, a saber las causas de la ausencia de su madre, a saber de esos secretos que como toda familia guardan.
Esta pregunta que a todos nos han hecho y que hemos hecho a nuestros hijos en algún momento es abrir todo un abanico de respuestas a cada cual más sorprendentes y más ingenuas, futbolistas, actrices, cantantes, superhéroes, magos, veterinarios...tantas respuestas como abierta es la mente de un niño. Son los sueños que un día tuvimos y que los creímos factibles, sin saber que más tarde, en la mayoría de los casos, la vida se encargaría de reemplazarlos por otros.
Guille quiere ser Mary Poppins no como ella sino ella, volar, decir la palabra mágica, esa tan larga que todos nos aprendimos con la película (supercalifragilísticoespialidoso...) porque quizás cantándola muchas veces su madre vuelva o su amiguita Nazia no tenga que casarse con un hombre treinta años mayor que ella al que no conoce y tal vez pueda quedarse en el cole y seguir jugando juntos. Es Guille un niño de una hipersensibilidad especial que a su padre no le acaba de gustar y que siempre intenta corregir. No le gusta jugar al fútbol, ni al rugby ni a nada que tenga como objeto principal del juego una pelota, a él le gusta bailar, a él le gusta disfrazarse de Mary Poppins y cantar, a él le gusta recoger flores, a él le encanta leer. Y todo lo hace con esa ilusión desmedida que los niños poseen.

Deberíamos los mayores liberarnos de prejuicios y dejar que los niños se expresen como más feliz les haga, sobreponer el amor y la felicidad de ellos.

Este pequeño vive con su papá, Manuel, extrañando los dos cada día a la mamá ausente. Tan sólo juega con Nazia, su amiguita paquistaní la mar de simpática. Guille es un niño extrañamente feliz y digo extrañamente porque su entorno, sus circunstancias no son las más propicias para ello, todo lo contrario, a medida que avanzamos en la lectura nos iremos dando cuenta de la verdadera situación familiar. 

Es un error pensar que los niños no se enteran de nada, que los problemas de los adultos les pasan desapercibidos, entienden lo que se cuenta y lo que se silencia. Posiblemente lo que no sepan es exteriorizarlo verbalmente. Hay que sentarse con los niños saber escucharles y darles las respuestas que necesitan. A veces pasa que son ellos los que nos acaban dando una lección de vida, como sucede con Guille en el final de esta historia, un final que te hace tragar saliva, que te ardan los ojos y se te forme un nudo en la garganta.

Cuatro serán las voces que nos lleven a través de las páginas, Guille, su papá Manuel, Sonia la profesora y María la orientadora, cuatro voces, cuatro miradas distintas.

Se lee muy fácil, por la sencillez efectiva para contar esta tierna historia que fluye sin problemas, que te lleva página a página queriendo saber más de Guille. Me gusta la sensibilidad de Alejandro Palomas para retratar a este niño tierno e imaginativo, a este niño que te emociona hasta el llanto.

Mención aparte merece la portada, una fotografía que lleva por título free your mind (libera tu mente) de Catrin Welz Stein. Ilustra perfectamente la imaginación desbordante de los niños, todo el mundo de fantasía que habita en ellos.

Si decidís leerlo, os emocionará, os gustará Guille seguro.









7 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Sí que había visto este libro en varias ocasiones y no le había puesto mucho cuidado. Pero ahora que me paro a leer tu reseña me doy cuenta lo genial que se ve el libro. Empezando por el premio que tiene que, de seguro, no fue en vano. Y lo que dices es cierto, que sea dirigido a un público infantil no significa que esté prohibido para mayores o que no lo vayan a disfrutar. Por el contrario, siempre he pensado que los libros "infantiles" son los que pensando a un adulto.
    Espero darle la oportunidad pronto.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad que es una lectura muy tierna, muy aconsejable para cualquier edad, te la recomiendo sin dudar.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Desde luego es un libro que apetece. Despierta emociones, transmite. Y eso es básico. Siempre he pensado que la respuesta a esa pregunta ¿qué quieres ser de mayor? define el paso del tiempo. Las maravillosas profesiones que deseamos de pequeño poco a poco se convierten en otras mucho más grises. Me lo apunto. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Durante la infancia los sueños no tienen límites, creo que no hay época más optimista que esa, luego como bien dices la realidad se impone y vamos renunciando, la mayoría de las veces casi sin darnos cuenta, a las ilusiones y esperanzas que un día tuvimos. En cuanto al libro, si tuviera que definirlo con una sola palabra, ternura, es en la que primero pensaría.
      Gracias David por tener un ratito y leerme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Lo leí hace unos años y me pareció un libro muy muy tierno y muy bonito. Tengo ganas de leer algo de Alejandro Palomas con una trama más elaborada.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré con otros libros del autor que aún me faltan por leer y ya os iré contando.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Hola ! Descubrí Alejandro Palomas con "El tiempo que nos une", Me sorprende la facilidad que tiene para transmitir sentimientos. Me alegro que te haya gustado. Uno de los últimos libros que he leído de él "Un Hijo" te lo recomiendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Anímate y comenta! agradezco mucho lo que me aportéis.

Return to top of page