Leer, escribir, compartir

Leer, escribir, compartir

31/12/16

¡FELIZ AÑO NUEVO!


Os deseo a todos un feliz año nuevo, que tengáis una bonita salida de éste y que el que llega siempre sea un poquito mejor que el que dejamos.

De este año con el blog, me quedo con vosotros, con los que pasáis y dedicáis un ratito de vuestro tan preciado tiempo a leerme, con eso ya estoy feliz, que deciros cuando veo que además os molestáis en dejarme un comentario, Gracias y gracias.

He conocido gente realmente simpática y maravillosa, y no me importa la cantidad sino la calidad de quienes pasan por aquí y deciden quedarse a leerme de vez en cuando.

Encantada de que sigamos compartiendo lo que tanto nos gusta, leer y escribir.





Seguir leyendo




30/12/16

Recopilación mis relatos 5 líneas del año 2016




Ha sido un placer para mí participar en este Reto 5 líneas que organiza Adella del blog Las palabras soñadas, si tenéis la oportunidad echarle un ojo, hacerlo y animaros a participar este nuevo año que entra.
Os dejo mi aportación de cada mes a este reto.

Enero: nuevo / sacudida / tono.

El tono de tu voz cálido y suave me tranquiliza, tu seductora mirada provoca una sacudida en lo más hondo de mis sentimientos, me conmueves y me transformas. Apareces en las noches y alborotas mis sueños, es el inicio de un nuevo amor, de una nueva ilusión.

Febrero: persona / vaporosos / ven.

Luciendo tu elegante vestido blanco con escote corazón, unos vaporosos rizos que caían sobre tus delicados y firmes hombros. En la mano un bonito ramo en cascada de orquídeas y jazmines, parecías sacada de un cuento. Esplendorosa es la palabra que cada persona allí presente tenía en sus pensamientos. Él te miró y sólo pudo decir: ven y lléname mis días...

Marzo: diferencia / quinto / última.

Nuestros cuerpos se acercan peligrosamente, nos besamos con pasión, intento no perder el control. Mi límite está en el quinto botón de la camisa, límite que tus dulces caricias están quebrantando. Siento que todo mi cuerpo lucha, por un lado el extraño placer que me recorre y por otro la razón, la diferencia es que esta vez vencerá el primero y sé que entre tú y yo no será esta la última vez.

Abril: durante / miraba / enseñaba.

Cada vez que tenía una oportunidad enseñaba orgulloso sus logros, durante los trayectos en coche no había cartel publicitario ni señal de direcciones que se le resistiera. Con el asombro del que descubre mensajes ocultos miraba todo lo que tuviera letras, hasta entonces habían sido sólo garabatos sin sentido, pero ahora las letras formaban palabras, las palabras frases y las frases magníficas historias. ¡Había aprendido a leer!.

Mayo: poeta / escucha / perfume.

A la escucha siempre de si oía la llegada del cartero y me traía una carta tuya, no sabes la alegría que me causaba recibirlas. No me cansaba de releerlas, de sentirlas, de oler tu perfume que quedaba impregnado en cada hoja. A través de tus palabras de poeta hacías que mi corazón viajara junto a tí. Inefables los sentimientos por intensos y nuevos para mí que no supe ni pude plasmarlos en un papel y así todas tus cartas quedaron sin responder.

Junio: hasta / introducción / interior.

Eufórica y desinhibida, así se sentía apenas unas horas, ahora en cambio se encontraba en un estado lamentable. Tenía serias lagunas de memoria, no sabía cómo había llegado hasta urgencias. La introducción de una sonda para aspirar el contenido del interior de su estómago dio resultado y físicamente  comenzó a notarse mejor, pero se sentía muy avergonzada. Ante la mirada reprobadora de sus padres se prometió no volver a beber alcohol nunca más.

Julio: barullo / mudanza / acarrear.

Te advertí de las consecuencias que tus continuas mentiras podían acarrear, ahora no intentes salvar lo insalvable. La mudanza no te llevará demasiado tiempo, por aquí pocas cosas son tuyas. Ni explicaciones, ni excusas, ni disculpas, vete sin formar barullo. Créeme cuando te digo que no te voy a echar de menos y que con este adiós gano más de lo que pierdo. Y ahórrate la escenita del portazo al salir haciéndome creer que te importa, te queda ridículo.

Agosto: ecos / canciones / muriendo.

Es oírles decir las palabras ajustes o vivir por encima de nuestras posibilidades y me entra un no sé qué por dentro que qué sé yo por dónde me va a salir. Discursos tan repetitivos como estribillos de canciones. Yo para el día veinte ya voy más que justito, un experto en eso de estirar la pensión, que ya ni en sueños sé vivir mejor. Suenan ecos de doña esperanza gritando que poco a poco se está muriendo, pero nada, sordos y ciegos...

Septiembre: quiero /  abres / pues.

Ni quiero saber de tí ni eres bien recibida, sin embargo te empeñas en aparecer. Te presentas y abres una honda herida dejando mi alma rota, pues con la ausencia de quien te llevas me dejas hundida en un dolor abrumador. El destino inevitable que a todos nos espera, ley de vida, explicaciones lógicas que de tí me dan y que nada me consuelan, ya que es mi parte emocional la que ahora se encuentra desvalida, vulnerable y no atiende a razones.

Octubre: había /  hermoso /  pálido.

Quizás era la tristeza que su pálido rostro advertía como si le faltara vida, quizás la sensación de incomodidad que siempre parecía experimentar, algo había en Juán que no iba bien. Y entonces aquel día hizo su aparición dejándonos mudos y boquiabiertos. Irradiaba un renovado y hermoso entusiasmo, una nueva belleza. No hicieron falta palabras, eligió la mejor manera para decirnos que Juán había dado paso por fín a Juana.

Noviembre: espantapájaros /  comprobar / abrieron.

Siendo niño pude comprobar lo que era tener cerca a un monstruo, no tenía más que ver aquella mirada de ferocidad pegada a su cara, aquellas manos que abrazos nunca me dieron, aquella persona que hizo de mi infancia una pesadilla y que como los espantapájaros a las aves, me ahuyentó de esta casa donde el odio y el asco se abrieron paso. Dije que cuando pudiera se lo haría pagar, pero cuando pude lo único que hice fue irme.

Diciembre: desgracia / dolor / mágicos.

Queridos amigos, fue una gran idea animarme a participar en la cabalgata, yo que andaba escaso de ánimo después de un año de tanto dolor y tanta desgracia junta. Durante todo el recorrido me embargó una emoción indescriptible al ver el espectáculo de ilusión que las caritas asombradas de los peques me ofrecían, fue como una inyección de vida. Encarnar a un Rey Mago ha sido uno de los momentos más mágicos de mi vida, el mejor regalo.


¿A vosotr@s cuál os ha gustado más?

Seguir leyendo




Iniciativa

Os vengo a informar de una iniciativa que corre por Facebook que está muy bien y que creo que os puede gustar.


SE BUSCA: 
Participantes para una bonita experiencia con amantes de libros. Deja un comentario si quieres participar y te enviaré los detalles en mensaje privado. ¿Qué tienes que hacer? Compra tu libro favorito y envíaselo a un extraño (te indicaré el nombre y la dirección). Sólo tendrás que enviar un libro a una sola persona. El número de libros que recibirás dependerá de cuántos participantes haya. ¡Los libros que aparecerán en la puerta de tu casa serán los preferidos de otras personas!
#SaveTheCulture #BookExchange

Me llegó a través de Eneko Arcas, en su día reseñé su libro Heraldos del mañana. Yo me he apuntado, ¿quieres hacerlo tú?

Si es así pincha aquí para dejar tu comentario y ver más información, por privado te mandaré lo que tienes que hacer.



Un abrazo para tod@s
Seguir leyendo




27/12/16

Sin Música de Chus Fernández



                                                         Título: Sin Música
                                                         Autor: Chus Fernández
                                                         Editorial: Caballo de Troya, 2015
                                                         Págs: 265

En Sin música, un niño cuyo hermano ha fallecido en un accidente años atrás, y cuya hermana se ha ido recientemente de casa, trata de escapar del derrumbe en el que están inmersos sus progenitores no renunciando a dar cabida a todo lo que piensa y hace, es decir, no permitiendo que su vida se convierta en el desmoronamiento del que es testigo, Este desmoronamiento podría resumirse en lo que el padre le dice a un amigo: "Confundimos a la ambición con la codicia. Lo confundimos todo. La gracia con el humor, lo anecdótico con lo interesante, la altura con el vuelo. Y si lo confundimos es porque nos vale. Nos vale lo pequeño porque proyectamos en ello lo que de verdad necesitamos, para completarlo; y lo que más tenemos, para que nos sea más fácil conformarnos".


Hoy os traigo uno de esos libros que se descubren por casualidad, llegan a tí de manera fortuita, llevándote una grata sorpresa, descubriendo a un autor que sabes repetirás.

Las novelas narradas desde una perspectiva infantil suelen emocionarnos con más facilidad, esa visión tan particular que tienen los niños de ver la vida, esa voz tan peculiar para expresar simples cosas que ven o que suceden alrededor nos llega de forma especial a los lectores. Aunque he de decir que no siempre es así, en alguna ocasión me he encontrado con libros donde esa mezcla de ingenuidad y sabiduría que los niños tienen no me cuadraba en absoluto, niños con un razonamiento, una lógica tan aplastante que acababan empalagando y resultando poco creíbles. No es este el caso.

En Sin Música nos encontramos con un niño que ve y siente como se desmorona su familia, una pérdida la de su hermano fallecido, una ausencia la de su hermana que abandona el hogar, y desde entonces, un silencio el de sus padres incapaces de salir de donde han caído, mientras él intentando sobrellevar esta crisis familiar. A través de unos correos que le escribe durante una semana de vacaciones a su hermana ausente descubrimos a ese niño triste y sólo a pesar de estar con sus seres queridos, unas vacaciones en donde los días suceden sin más, sin ilusión, con cierta apatía, sintiéndose indiferente.
¿Cómo pueden cambiar tantas cosas seguidas en la vida de uno y tener que seguir con la vida de siempre como si nada?
Tenemos aquí esa voz de niño sincera y sufriente, esa voz que hace que no podamos quedarnos indiferente a lo que nos cuenta. Un niño que nos habla de sus miedos, de la ausencia de seres queridos, de la soledad, pensamientos e impresiones acerca de lo que le rodea, haciéndose entre cosas cotidianas y banalidades muchas preguntas y obteniendo pocas respuestas. Pensamientos que pueden parecer caóticos pero que van cobrando sentido a medida que avanzamos la lectura y vamos comprendiendo y conociendo más cosas. Ha sido un magnífico narrador tierno que a veces te saca una sonrisa y a veces hace que se te encoja el corazón.

Admito que cuando comencé a leerlo me pareció raro, que no quiere decir que no me gustara, sino que nunca había leído un libro que careciera de guiones de diálogos, escasos puntos y apartes, todo seguido. Me costó unas páginas acostumbrarme a este particular estilo narrativo con el que yo no estaba familiarizada, me costó seguir el ritmo. Después acabé pensando que haberlo escrito así le daba más credibilidad, me parecía que así es como va la cabeza de un niño, un sinfín de pensamientos sin orden alguno, saltando de una cosa a otra en cuestión de segundos, pensamientos que se encadenan.
No hay nombres, él es yo y su madre y su padre y su hermana, no conocemos el nombre de ningún miembro de la familia, tampoco los necesitamos.


Una buena novela, uno de esos libros que sin pasar nada, ninguna aventura, son capaces de transmitirte ternura, libros escritos con sencillez. La voz de un niño que a pesar de contarte cosas tristes lo hace con la gracia que tienen y lloras y ríes al mismo tiempo. Un libro donde no sucede nada y sucede mucho.


Chus Fernández (Oviedo,1974) es autor de Los tiempos que corren (Premio Asturias Joven de Narrativa, 2001, Trave,2002), Defensa personal (Premio Tiflos de Novela, 2002. Castalia, 2003) y Paracaidistas (Ediciones Trea, 2011), y editor del fanzine Material de desecho. Como letrista, ha colaborado con Las Nurses, Pingüino y No Podrás Soportarlo. Tras una estancia de dos años en la Residencia de Estudiantes de Madrid como becario, disfrutó de una beca de creación artística en Barcelona concedida por Cajastur. Actualmente forma parte del consejo editorial de Ediciones Malasangre.
Seguir leyendo




23/12/16

Reto 5 líneas: Diciembre


El último relato del año, creo que es el único reto de todos los que me apunté que he cumplido. Todos los meses he llegado a la cita. A ver si este año que viene lo hago mejor...
Este mes, como no podía ser de otra manera, es un tanto especial, las tres palabras que Adella nos ha propuesto son: Desgracia / dolor / mágicos. 

Como propuesta especial, debemos posicionarnos (Reyes Magos ó Papá Noel) e incluir al personaje o personajes en nuestro relato. 

Os dejo mis 5 líneas:

Queridos amigos, fue una gran idea animarme a participar en la cabalgata, yo que andaba escaso de ánimo después de un año de tanto dolor y tanta desgracia junta. Durante todo el recorrido me embargó una emoción indescriptible al ver el espectáculo de ilusión que las caritas asombradas de los peques me ofrecían, fue como una inyección de vida. Encarnar a un Rey Mago ha sido uno de los momentos más mágicos de mi vida, el mejor regalo.


Feliz Navidad

Seguir leyendo




11/12/16

La Ley del Pícaro de Jordi Juncà

Título: La Ley Del Pícaro.
Autor: Jordi Juncà.
Editorial: Donbuk.
Págs: 78.

La Ley Del Pícaro es una recopilación de relatos que pretenden reflejar las consecuencias de una vida regida por esa ley no escrita que es La ley del Pícaro: la malinterpretación y tergiversación de la picaresca española nacida a partir del Lazarillo de Tormes, que proponía el desparpajo y el espabilarse como medios para sobrevivir, sacar provecho de la desgracia de los demás en beneficio propio, o alcanzar tus propios objetivos sea cual sea el precio.



¡Cómo me ha gustado este libro de relatos! Supe de él cuando leí la reseña en el blog de Fesaro Libros en el petate, y me pareció interesante, de eso hace ya meses. Pero deseé darle una oportunidad y así me hice con él. Y vaya grata sorpresa.

Cuatro breves relatos encadenados por cierta ironía, con el trasfondo de lo que ya hace tiempo estamos viviendo, de esa actitud que tiene esta sociedad en la que vivimos, siempre mirando nuestro propio beneficio, buscando nuestro propio interés, pendientes de los demás si sacamos algo a cambio. Y sobre algo que me ha recordado tanto a lo que mi abuela solía decir "no hace falta ser muy lista hija, vale más ser un poco espabilada". Relatos ficticios con argumentos de lo más sorprendente que en ocasiones rozan lo absurdo, pero que te dejan con un muy buen sabor de boca.
Enganchar al lector con un relato en mi opinión es más difícil, por su extensión principalmente, pero estos relatos de Jodi Juncà son elocuentes desde el principio hasta el final, aprovechando cada frase, escritos de manera eficaz captando nuestra atención desde el comienzo.

En el Primero Fractura de ribosoma, Ángel vive en Sitges y trabaja redactando los contenidos de una web para una empresa de ventas por internet. Una visita al médico por un dolor en una pierna resulta ser una rara enfermedad inventada que le llevará a una tournée televisiva y le cambiará la vida. Hasta donde nos puede llevar una mentira...
En El Portador, un psicólogo estudia el insólito caso de un hombre que se dedica a matar a la gente empujándolos. ¿Será su caso un diagnóstico de locura o será un tipo bastante cuerdo, cruel e infame como parece ser?.
En El Viajero, el salto en el tiempo de un carpintero que del siglo XIX aparece en el siglo XXI, ¿de verdad ha cambiado todo tanto como creemos?.
En el último, Los amantes de Marion, una especie de sociedad secreta que se creen los Robin Hoods en versión moderna.

Me lo he pasado más que bien con este breve libro de Jorde Juncà, no podría elegir  un solo relato, todos me han parecido muy buenos, con un buen toque de humor no sin cierta ironía.

No sé que más deciros para que leáis este libro, os váis a encontrar con una lectura de lo más recomendable. Este breve libro es propablemente uno de los mejores de relatos que he leído últimamente.


Jordi Juncà nació en Barcelona en 1988, licenciado en Humanidades y Máster en Creación Literaria por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.
Amante del viaje, ha trabajado en Inglaterra y los Estados Unidos en el sector de la educación.
Actualmente combina su trabajo como informador turístico con su labor periodística y literaria, colaborando en medios como El Cotidiano, Revista Rambla, Revista Almiar o Culturamas.


Seguir leyendo




9/12/16

En La Calle Mayor de Virginia Gil Rodríguez.


                                                         Título: En la calle mayor
                                                         Autora: Virginia Gil Rodríguez
                                                         Págs: 124
                                                         Autopublicado, enero 2016

En la Calle Mayor de una ciudad antigua y amurallada, sucederán hechos sorprendentes. En pocos días las vidas de muchas personas cambiarán. Una niña que ha visto a su padre desaparecer a plena luz del día, una madre vacía de emociones, una pareja agria, una anciana opulenta y quejosa, un niño solitario, un padre acelerado, una profesora malhumorada y severa, una sabia librera, un zapatero cargado de luz. Sus vidas cambiarán sí, pero no tal vez como ellos esperan o imaginan.
Porque la vida nos tiene reservado exactamente lo que necesitamos y no lo que creemos necesitar. Te animo a que te adentres por estas páginas para recorrer un nuevo camino.


Una de las grandes cosas que tiene un libro es la capacidad de emocionarnos, de maravillarnos, algunas veces por su exquisita prosa, otras por sus personajes, otras por la historia y otras por su bonita sencillez, como éste es el caso. Una demostración de que en ocasiones para cautivar al lector no hace falta recurrir a grandes sorpresas ni a tramas complejas.

A May y a Leo es su papá el que se encarga de darles de comer, de llevarles al cole, a la biblioteca, al parque, hasta que un día desaparece delante de ellos por un agujero rojo, una especie de puerta que no se sabe dónde irá a parar.
Distanciada de su mamá que pasa muchas horas trabajando, al cuidado de su hermano Leo, echando de menos a su papá y a las horas de lectura que pasaba junto a él, así va pasando los días May. Hasta que un día su mamá descubre en el escaparate de la librería de la Calle Mayor un libro que le llama poderosamente la atención, y decide regalárselo a May. Pon un ángel a trabajar así se titula el libro que cambiará la vida en La Calle Mayor.

Este pequeño libro que nos ha escrito Virginia Gil, es una concentración de emociones, un libro que nos estimula la imaginación, los sentimientos. Un libro escrito con ternura.
Me sumergí en sus páginas sin darme cuenta, ya sea por su fácil lectura que se lee sin querer, por los personajes tan encantadores o por la manera en que me cautivó la historia que me contaba.

Curioso que días después mi nene de 10 años me contara que lo estaban leyendo en clase junto con su profesor y que le estaba gustando mucho. No me sorprendió, puesto que creo que es un libro capaz de llegar a los más jóvenes con una lectura suave y entretenida. De hecho lo considero muy recomendable como lectura para estos futuros lectores.

El estilo es fantástico en su sencillez, una prosa simpática y muy agradable. Una historia contada de una forma muy bonita. Durante todo el libro hubo expresiones que conseguían sacarme una sonrisa:
"Síndrome de la imaginación fantasiosa agudis"  refiriéndose a los grandes lectores que nos llegamos a imaginar aventuras y vivirlas como si fueran reales.
"aceleratitis grave" la enfermedad de las personas que nos pasamos el día corriendo de un lado a otro, viviendo siempre rápido.

¿Os imagináis un mundo en el que los ángeles formaran parte de nuestra vida? Virginia nos invita a viajar a un mundo lleno de magia, nos hará soñar con poderes, con seres que todos querríamos conocer.



Ambientada en La Calle Mayor de Hondarribia, una bonita calle estrecha y pintoresca que asciende hacia la parte alta del casco antiguo de la ciudad, donde se encuentra el castillo y la iglesia. Aquí viven los personajes de esta entrañable historia.

No dudéis en pasearos por esta calle si tenéis oportunidad.


En la Calle Mayor es uno de esos libros que recomendaría sin dudar a grandes y pequeños, así que ahora que la Navidad está ya cerca sería un muy buen regalo, apropiado para leer en estos días especiales en los que nos permitimos soñar un poco y ambientarnos en lo mágico que tienen estas fechas.

No os perdáis leer esta joyita


¿Quién es Virginia Gil Rodríguez?

Aparte de la autora de este bonito libro, es una chica simpatiquísima, cercana y muy agradable. Compartí con ella sólo unos minutos (espero en un futuro poder compartir más) y me bastaron para ver qué Virginia es de esas personas con las que puedes hablar de todo y que te hacen sentir bien.
Si queréis saber más de ella, podéis pasar por su blog y ver todo lo que nos cuenta sobre ella, sobre el proceso de autopublicación del libro y  muchas cosas más.
http://www.virginiagilrodriguez.com/

Me parece admirable la gente como Virginia que apuesta por proyectos con ilusión y ganas y que dan como resultado este especial, dulce y emotivo libro que a mí me ha conquistado.


Gracias Virginia por tu bonita dedicatoria, palabras que llegan.


Seguir leyendo




7/12/16

La víspera de casi todo de Víctor del Árbol.




                                                                      Título: La víspera de casi todo
                                                                      Autor: Víctor del Árbol
                                                                      Editorial: Destino
                                                                      Págs: 411

Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche le reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que demuestran una gran violencia.



Víctor del Árbol se convirtió en un autor imprescindible para mí después de leer Un millón de gotas, novela que se me quedó grabada aún meses después de leída. Cuando me enteré que había sido galardonado con el Premio Nadal  no pude menos que alegrarme, y pensé en hacerme con el libro cuanto antes, no por el premio sino por él. Resulta cuanto menos seductor zambullirte en un nuevo trabajo de un escritor que te gusta.

Como una tiene amigas que la conocen más que bien, el Día del Libro me llegó de regalo inesperado, desde entonces demasiados compromisos lo han tenido esperando en la estantería, pero al fin le llegó turno. Aquí os traigo mis impresiones.

Mis impresiones

Siempre he oído decir que no es bueno empezar una lectura con unas expectativas demasiado altas, pero sucede que hay ocasiones en las que un escritor nos cautivó con una novela anterior y nos es inevitable, esperando que con este nuevo trabajo sea capaz de sorprendernos de igual manera.

La historia tiene un comienzo fuerte, el asesinato de una niña, pero en pocas páginas sabremos quién es el asesino porque lo importante no es la investigación policial. Gran parte de la historia girará en torno a este fatal suceso.
Un policía sobre el que pesa la duda en la forma en la que resolvió este asesinato, recibe una llamada en la que se le dice que una mujer ingresada en un hospital con signos de violencia le reclama, diciendo que sólo hablará con él. A partir de aquí, como en obras anteriores, diversas historias se entremezclan, contadas de forma excelente en diferentes tiempos, pasado y presente.

Como es habitual en sus novelas, nos encontramos con un mosaico de personajes intensos, todos con una gran carga emocional, arrastran dolor, frustración, y tristeza mucha tristeza. Escapando de un pasado, intentándolo dejar atrás pero que vuelve una y otra vez, tratando de encontrar un lugar donde empezar a olvidarse de quiénes han sido y tratar de comenzar. Ese lugar será  Costa da Morte en Galicia, allí sus destinos se cruzarán. Víctor del Árbol ha construido una novela acerca de cómo resulta difícil seguir adelante sin cerrar el pasado, de como el dolor y la frustración nos convierten.

Y así tenemos a Eva, marcada por el asesinato de su niña; Germinal, el policía que lo resolvió pero incapaz de olvidar; Mauricio, un anciano argentino que pasó 20 años en la cárcel durante la dictadura argentina y que nunca supo qué paso con su mujer, intentando buscar respuestas para conseguir olvidar; Dolores, una mujer marcada por la desaparición de su pequeña; y Daniel, un joven que vive en un mundo propio con graves problemas para diferenciar la realidad de los sueños.
Sin embargo en esta ocasión tengo que decir que los personajes no han llegado a convencerme, inverosímiles, no hay ninguno que no arrastre un trauma. En ocasiones no acababa de cuadrarme la descripción que se hacía de un personaje y su manera de actuar.
.

El escenario en el que se desarrolla la historia es magnífico, contribuye a embellecer la novela. Retrata a la perfección el entorno en el que se mueven los personajes.

No puedo decir que no me haya gustado, pero no ha conseguido cautivarme con la misma fuerza que novelas anteriores de este autor, era como si la historia no consiguiera atraparme hasta llegar a más de la mitad del libro. Un exceso de casualidades y una historia un tanto previsible. O a lo mejor es que esperaba demasiado de esta novela. 

Destacaría...
  • El estilo reconocible del autor a lo largo de la novela, con una prosa elegante, cuidada que me convence, siempre lo hace.
  • La manera de entrelazar las historias y de llevarnos del pasado al presente de una manera exepcional.

Algunos peros...
  • Un desarrollo de la historia con excesivas casualidades que hace que la trama pierda veracidad.

Como reflexión diré que nos iría mejor si aprendiéramos a vivir con lo que hemos hecho y sido e intentar seguir, aceptándonos.


Si no conocéis al autor, ya estáis tardando en leerle. Dejando a un lado estos peros he disfrutado de la lectura y creo que no os desilusionará si le dais una oportunidad. A veces un autor te convence por su manera de narrar, de escribir, de contarnos, no así quizás alguna novela suya que no puedes defender tan encarecidamente como otras, éste ha sido el caso. 



Otros libros del autor reseñados en el blog:




Seguir leyendo




Return to top of page